El equipo aprende

Dee Hock, creador de VISA, dice en su libro que para gerenciar, el primer paso consiste en aprender a gerenciarse uno mismo.

(El libro lo encuentran en amazon)

No debemos ver “súbditos”.

El segundo paso es manejar a mis pares, después a mis superiores, finalmente a mi propio equipo.. Manejar: decir dónde se está equivocando.

El ejemplo que vivimos los participantes en la conferencia y en el curso de Leonardo Wolk, es que el continuamente pedía retroalimentación: se escucha mi voz?… les pido que me digan si no se está escuchando o si no se está entendiendo lo que digo. … Si Ustedes no están entendiendo y no me lo dicen, no me reclamen al final!… Por favor no pongan esa cara de intelectuales de “sí, esto es claro”. Díganme en qué parte no fui claro.

Aprendizaje

Entre el saber y el no saber existe una brecha de aprendizaje, con muchos obstáculos. Obstáculos pueden ser: siempre lo he hecho así, para qué me sirve esto, yo no soy capaz de aprender, a mí me gusta aprender de otra manera,…)

Nos encontramos en la Zona de Confort: donde hacemos las cosas habituales, en automático, competencia inconsciente. Sin embargo, esta zona es flexible, se expande. La zona de confort se encuentra en lo que uno ya sabe, … es cómodo saber lo que uno sabe y quedarse conforme, confortablemente, en ello.

Mientras más aprendemos, más influenciamos, más posibilidades de interacción tengo. Nos hacemos diferentes observadores, mejores observadores, ya que somos capaces de hacer DISTINCIONES.

Ejemplo: abro la tapa de mi auto y miro al motor. Si esto me pasa a mí, veo un montón de cables, mangueras, piezas fijas,… sin significado para mí. Si el motor no enciende, no sé qué hacer. Pero si viene un mecánico y mira el motor, de inmediato empieza a observar, a actuar, a escuchar. Él hace las distinciones que yo no soy capaz de hacer. Las distinciones le permiten reparar el auto.

¿Qué necesito para aprender?

Primer requisito: declarar no sé. Segundo: quiero saber. Allí instalo la brecha de aprendizaje en el QUIERO.

Pongan en su equipo a la gente que QUIERE aprender. Es más importante que quieran aprender a lo que ya saben, pues nunca lo que saben será suficiente, será útil, será utilizado. Esto es lo que se indaga durante la entrevista de selección.

 

 

Crear el contexto de la conversación

Realizar el check-in al principio de una reunión de trabajo, de una conversación, de un encuentro con otros, sea en el contexto laboral, familiar o amistoso, permite crear el CONTEXTO.

¿Qué es una carta?

En un restaurant: el menú. En un juego de póker: una baraja. Para un cartero: un sobre con un escrito adentro. En un barco: un mapa. Para un astrólogo: la relación de los astros al momento del nacimiento de una persona.

El significado de Carta es distinto según el contexto.

El check-in nos permite conectarnos con el tema, con el propósito que nos une, asegurándonos que los demás también están conectados y que compartimos un contexto en las conversaciones.

La calidad de las conversaciones depende de la calidad del contexto que creamos.

El Bastón del Habla

Algunas tribus norteamericanas practicaban la escucha profunda en sus reuniones dentro de la carpa. Cuando tenían que tomar decisiones difíciles, sobre migración, sobre guerra, la cosecha… utilizaban desde entonces LA ESCUCHA. Un instrumento simbólico que ayudaba durante esta reunión a que cada uno fuera escuchado fue el Bastón del Habla.

Un bastón de madera labrado y adornado con plumas, era tomado por la persona que tuviera la palabra. Los demás le regalan su atención al 100% hasta que pasa el bastón a otra persona.

Algunas empresas utilizan una piedra, un objeto especial que representa el poder del habla y de la escucha de los demás.

Lo que te pasa te involucra

Algo básico para todo gerente:

Lo que esté pasando en mi empresa, que me frustra, que no entiendo, que no logro cambiar, aquello de lo que me quejo… Soy corresponsable de lo que me estoy quejando.

Necesito encontrar el sentido a mi vida para entonces darle sentido a todo lo demás, para contribuir. Necesito escucharte y entonces yo podré decirte algo.

Si pienso: Tengo problemas con mi equipo… la pregunta que me debo hacer es ¿cómo contribuyo a esos problemas? Y entonces cambiar desde mi yo, en lugar de querer que los otros cambien.

Desde el momento que asuma la respons(h)abilidad de mi organización y sus problemas podré cambiar lo que soy en el sistema. Y entonces cambiaré los resultados.

 

Check In – Check Out

En español le llamaré Encuadre y Cierre, aunque Leo utilizó los términos check-in, check-out…

Encuadre

Preguntas:

  • ¿Cómo vengo?
  • ¿Cómo me siento?
  • ¿Qué quiero que pase?
  • ¿Por qué esto es importante para mí?
  • ¿Cómo voy a contribuir para que pase eso?

En el caso del Cierre las preguntas se reducen en número y se adaptan al evento que ya sucedió:

  • ¿Cómo me voy?
  • ¿Cómo me siento?
  • ¿En qué ha sido o no ha sido una oportunidad haber estado aquí?

Cuando eres gerente: no aceptes el Bien-bien como respuesta, es muy impreciso. Pregúntate y pregúntale ¿qué hay detrás del Bien-bien?

Generalmente el Bien-bien es un escudo para sentirse cómodo con el interlocutor o con todo el equipo.

Gerente:

Vengo por RESPUESTAS que nos llevarán a CAMBIAR ALGO, que nos llevaran a GENERAR COSAS. ¿Cómo vamos a contribuir si no sabemos a qué venimos?

Check In – Check Out

El arte de meter cosas buenas en tu mochila

Despreocúpate si lo que haces está bien o mal. Cada uno meta en la mochila lo que le sirve. Hoy no hagan evaluaciones.

Estas frases resuenan en algunos de nosotros todavía, … ¿por cuánto tiempo?

Cuando el aprendizaje es bueno, nutritivo y transformador, queremos que perdure, se asimile y provoque los cambios esperados. Sin embargo la sesión de aprendizaje siempre resulta demasiado breve para abarcar lo que necesitas y demasiado fugaz para retener todo lo que quisieras. Parece, conforme pasa el tiempo, que fue un parpadeo.

Esta es mi motivación para crear este espacio. Para que, desde una perspectiva muy egoísta, repase mis propios apuntes y darles mejor forma. Desde la posición de mi ser y mi corazón, el deseo de compartir esos aprendizajes con los demás, por si llegara a ser de ayuda. Desde la posición de ser protagonista de mi vida y del cambio que anhelo en el mundo, es conectar con redes de conocimiento, con personas que reflexionan y buscan contribuir en algo al mismo fin, desde su propio lugar, encontrándonos virtualmente en este lugar.

Les pido que agreguen, comenten, corrijan, pero sobre todo que lean y reflexionen, aprendan y se hagan cargo de sus transformaciones.

Pablo Luengas